La fórmula del futuro, 1+1=¿?

Es menester de adivinos y brujos predecirlo, trabajo de historiadores y arqueólogos desenterrarlo, las guerras y eventos mundiales lo forman, el político lo idea, el diplomático lo escribe, el soldado lo concreta, y solo el hombre es capaz de sobrevivirle: es el orden mundial. La humanidad ha sido testiga de guerras, epidemias, masacres, golpes de estado, revoluciones, cambios de era y eras de cambio; se dice que el cambio hacia un nuevo orden mundial ya fue dado, no obstante, surge la incógnita, ¿estamos frente a un nuevo orden mundial?.

Hoy en día las crisis mundiales afectan a todos los Estados sin distinción, el desarrollo tecnológico hacen posible que un episodio en África repercuta de manera negativa en todo el continente Americano. En el presente ya no hay Estados individuales sino, tan solo Estados parte de una gran aldea global, los que en conjunto delinean y tallan el orden mundial.

Ya desde la década del 40 y su segunda guerra mundial, se nos planteo la idea que estábamos frente a un nuevo orden mundial. La bipolaridad reinaba, haciendo que el poder se concentrase en tan sólo dos grandes superpotencias con el control total de la hegemonía mundial, logrando el ansiado balance de poder, tanto tiempo ausente. No obstante, me atrevería decir que el nuevo orden mundial en el que nos vemos inmerso es el de una era donde la comunidad internacional empieza a absorber a la totalidad de los Estados y estos optan por ser interdependientes. Bajo el lema la unión hace la fuerza, se logra que Estados con poca influencia en la escena mundial se posicionen como actores influyentes en la comunidad internacional, todo bajo el concepto de la interrelación con otros Estados.

La guerra fría dejo un sabor amargo en la boca de todos, el mundo seguía siendo el mismo, el amago de paz de la segunda guerra mundial, solo fue eso: una mera ilusión. Con la Alemania nazi derrotada y a todas luces un nuevo comienzo, solo se dio inicio al comienzo del fin, la guerra fría. Con la caída del muro de Berlín y la ruptura del balance del poder, se presenta el cambio hacia un nuevo orden mundial, países que se mantenían al margen del balance en aislamiento entrarían a la escena mundial alternando el orden existente, entre ellos Latino América como un todo y China. Por un lado tenemos a un grupo de países que se han convertido en claves para el orden mundial, y que por mucho se mantuvieron aislados en un continente al margen de la política internacional. Y por el otro, surge una potencia económica que por 2,000 años mantuvo la supremacía de todo un continente y que su inserción en la escena mundial ha causado gran revuelo.¿ Cuál es la fórmula que nos depara el futuro?.

 A lo largo de la historia los estados han tenido dos opciones, el balance de poder o la universalidad. Durante la época medieval la universalidad estaba de moda, no interesaba el número de gobiernos existentes, solo la búsqueda de un imperio que gobernase a todos, generando inestabilidad, ya que, el predominio de un gobierno genera gobiernos bajo opresión y solo un soberano vencedor. Si bien se ha demostrado que el balance de poder, resulta la opción preferida para la sociedad, guerras y rebeliones han demostrado lo contrario. Son pocos los ejemplos de un balance de poder exitoso, entre ellos la Italia Renacentista y Europa luego de Westfalia.balanceofpower1 El balance de poder se torna difícil de mantener cuando se mantienen presente los afanes expansionistas de lo Estados, siendo la consecuencia inevitable su ruptura. Incluso en la actualidad, en una época donde los actores internacionales no estatales toman un rol protagónico y la opinión pública internacional regula el orden intencional, aún quedan rezagos de Estados “imperialistas”. Entonces, ¿hacia dónde nos dirigimos? A una nueva era de imperialismo o hacia un equilibrio, una paz mundial perpetúa.

La nueva escena mundial, cambiante, con nuevos actores y nuevos focos de poder demuestra que el orden mundial cambia mas rápido de lo que imaginamos. Nos encontramos frente a una Republica Popular China que le dice no a la guerra, pero si a la conquista económica, una Rusia que se levanta de un sueño profundo dejando en claro que su poderío militar no ha menguado y que ha regresado para quedarase, Estados Unidos, considerado como “la potencia mundial”, que pierde poco a poco su hegemonía, entablando guerras con resultados nefastos e intentando mantenerse aún como el paladín de la democracia, una Unión Europea que se presenta como una unión de Estados estables y maduros, pero dependientes del resto del mundo, una America Latina y su cambio hacia el socialismo dejando pocos enclaves democráticos, un África inmerso en sus problemas sociales, guerras tribales e inestabilidad política y un medio oriente cada vez mas volátil e impredecible. ¿El orden mundial ya fue establecido?, o ¿este se reestructura y se reinventa día a día?

Queda claro, que el orden mundial se ha vuelto un juego violento y de cambios repentinos, ya no existe superpotencia o imperio predominante. Nos encontramos en unaépoca donde se busca un equilibrio internacional, que se corrompe por el afán extensionistas de las potencias mundiales. Las guerras entre superpotencias llevaría a un punto de no retorno, por eso llegan las guerra económicas, las alianzas estratégicas y la conquista de recursos claves para el desarrollo antes que la guerra militar. Ya no hay un poder centralizado, sino diversos focos de poder que se extienden a  través de la sociedad internacional, donde los intereses de los Estados se entrelazan con los de los actores internacionales no estatales, en una pugna constate por tener el control sobre la sociedad internacional.

Entonces ¿hacia donde se dirige la sociedad internacional? ¿Cómo se configurará el orden mundial que nos depara el futuro?, las respuestas aún son inciertas. ¿Serán las alianzas económicas las que traerán el añorado balance de poder por el afán del expansionismo económico, o quedaran rezagos de Estados con afán imperialista y o con ideas fundamentalistas que amenazan a la sociedad mundial? Lo único queda claro es que en la fórmula del futuro, se requiere de un esfuerzo global para solucionar los problemas que afecten a todos los continentes, siendo los actores internacionales los encargados mantener el equilibrio en un nuevo orden mundial, teniendo en claro que el político lo ideará, el diplomático lo escribirá y el soldado luchará para formarlo.


Balance de Poder: Equilibrio de poder entre diverso estados, donde cada uno cuenta con poder suficiente para disuadir al otro, previniendo la preponderancia de cualquier de ellos y evitando la inferencia en los intereses del otro.


 Sebastian M. Elias Sardiña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: